Desechos de la agroindustria para limpiar el agua

El Centro Nacional de la Conserva investiga el uso de subproductos del sector para eliminar distintos contaminantes

Los desechos que genera la industria agroalimentaria no solo pueden reutilizarse en nuevos subproductos, sino que además guardan el potencial de acabar a su vez con los desperdicios peligrosos que generan otros sectores. Hasta los antibióticos, particularmente difíciles de eliminar, pueden sucumbir si se les aplican determinadas técnicas basadas en el uso de biomasa derivada de procesos agroindustriales. Esto es lo que se ha propuesto el Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTNC), en un proyecto, en el que colabora la Fundación Séneca (Agencia de Ciencia y Tecnología de la Región de Murcia), dependiente de la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades.

Los sistemas de depuración convencionales luchan diariamente para eliminar de las aguas residuales contaminantes derivados de la actividad humana que acaban constantemente en el agua. Se trata de elementos como disolventes, metales pesados, plaguicidas, restos de productos de limpieza, productos de cosmética, perfumes y jabones, por ejemplo. Entre los más peligrosos se encuentran los fármacos, «ya que confieren resistencia a ciertos microorganismos, como es el caso de los antibióticos», lo que dificulta notablemente el proceso de eliminación, de acuerdo con la información facilitada a AGRO por los responsables de la iniciativa. «La capacidad de las tecnologías de depuración convencionales para degradar muchos de estos contaminantes no es muy elevada», añade la fuente, por lo que «se requieren nuevas tecnologías que aseguren su degradación y/o eliminación de las aguas residuales».

 


La iniciativa busca suprimir incluso elementos peligrosos como los fármacos.


 

Biomasa

Las investigaciones emprendidas por la CTNC, cuya sede está en Molina de Segura, y con la ayuda de la Fundación Séneca, se centran en la denominada biosorción. Se trata de un proceso que utiliza biomasa «para la captación activa o pasiva de diferentes compuestos orgánicos e inorgánicos, debido a la propiedad que diversos materiales poseen para absorber/adsorber [atraer y retener moléculas o iones de un líquido, un gas o vapor] y acumular este tipo de contaminantes por diferentes mecanismos»

Con esta premisa, el proyecto propone «estudiar y evaluar diferentes aspectos de la biosorción como proceso alternativo para la eliminación de este tipo de contaminantes, utilizando para ello diversos materiales provenientes de subproductos de la industria agroalimentaria». Además «considera la realización de algunos tratamientos para la mejora de la capacidad de adsorción de los mismos».

 

 


Fuente: La Verdad – Ciencia
Comparte
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *